lunes, 26 de mayo de 2014

Egoísmo

¿Cuántas formas existían para decepcionar a una persona? Creo que había sobrepasado mi cuota, ya no tenía límites. No podía ignorar las consecuencia de mis actos, por supuesto. Y aunque trataba de posponerlo, veía cada vez mi futuro más cercano en el que un día me quedaría sola otra vez por mi  egoísmo. Pero esta vez, era sola en serio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.