lunes, 23 de diciembre de 2013

Nueva etapa

Miedo, nervios y entusiasmo. Una mezcla bastante particular. Era el punto final a una etapa de mi vida. Era lo que había planeado cada noche de insomnio. Era un adiós en algunos casos definitivo, en otros solo un hasta pronto. Lo desconocido suele asustar, pero no era lo que me aterraba. A pesar de haberle dedicado tantas horas de una reflexión nocturna y profunda, había cosas en las que no había pensado, cosas que había cambiado, y cosas que surgían a último momento (inesperadas) a pesar de ello, sentía en lo más profundo de mi corazón que era lo correcto y esperaba que así fuera.
Se ha producido un error en este gadget.