lunes, 23 de diciembre de 2013

Nueva etapa

Miedo, nervios y entusiasmo. Una mezcla bastante particular. Era el punto final a una etapa de mi vida. Era lo que había planeado cada noche de insomnio. Era un adiós en algunos casos definitivo, en otros solo un hasta pronto. Lo desconocido suele asustar, pero no era lo que me aterraba. A pesar de haberle dedicado tantas horas de una reflexión nocturna y profunda, había cosas en las que no había pensado, cosas que había cambiado, y cosas que surgían a último momento (inesperadas) a pesar de ello, sentía en lo más profundo de mi corazón que era lo correcto y esperaba que así fuera.

lunes, 18 de noviembre de 2013

La vida según nosotros

La vida es impredecible. Así como el vuelo de los pajaritos, como las olas en el mar y las hojas de los arboles que caen para ser libre en el vuelo que se dejan llevar por la misma  brisa que acaricia nuestra piel al pasar. Impredecible como adivinar lo que imagina otra persona y como saber cuales son sus sentimientos para con la vida antes de que los exprese con palabras. Impredecible.
Puede ser que cada vez que te levantes tenga un motivo para sonreír, que las oportunidades se presenten  cada vez que salga el sol, que pases tus días rodeada de la gente que mas te quiere. Y sin embargo no lo vas a valorar. Así como un día de sol que no disfrutamos, o para los que prefieran un día de lluvia. Y al otro día te levantes y el día esta espantoso según tu gusto descrito en la oración anterior. Y en es instante nos lamentamos por no aprovechar el día anterior. ¿Qué sentido tiene? ¿Porqué seremos tan egoístas que no disfrutamos lo que día a día la vida nos enseña? Después nos quejamos pero es claro que ningún día va a ser igual a otro simplemente el pasado no vuelve, así que deberíamos aprender a valorar el presente para disfrutar del futuro. ¿Porqué no llamar a esa persona que tanto extrañamos? ¿Porqué no agradecer cada gesto tierno y desinteresado que seguro recibimos a diario? ¡O hacer algo nosotros para demostrar afecto!
A fin de cuentas es lo único que importa, y es lo único que podemos predecir y/o cambiar según nos parezca. Me refiero a que debemos aprender a escribir nuestro destino por que es posible y aun no es tarde, Se puede llegar a ser tan felices como deseemos si es lo que en realidad queremos.

martes, 12 de noviembre de 2013

Mi ángel negro

La suave brisa recorría mi piel y no me molestaba en absoluto. La noche era serena y eterna. El insomnio me aferraba con sus garras desde mucho tiempo. Me encontraba presa en un  laberinto de pensamientos sin el final que esperaba. Albergaba encontrar alguna respuesta a la lluvia de inquietudes. Sin embargo parecía ser imposible de lograr.
Necesitaría dormir alguna vez, como lo hace la gente común y corriente. Al parecer yo no pertenecía a ese grupo mundano, a menudo me sentía diferente a ellos y me preguntaba si algo iba mal en mi. Quizás me había perdido alguna charla importante antes de nacer para encajar en esta sociedad. De ser así estaba agradecida de que allá sucedido así, pues demasiada maldad y falsedad recorrían estas calles.
No entendí como sucedió pero supuse que en algún momento  me habría levantado a fumar y ahora me encontraba caminando, sintiéndome libre como el sol que iluminaba este paisaje. Se supone que lo estaba haciendo con algún fin en particular ya que aun me negaba a creer que mi familia o lo que quedaba de ella me tuviera que encerrar por sufrir algún trastorno mental sin solución. Y ademas era muy natural encontrarme haciendo algo sin recordar los pasos anteriores. Podía ser parte de mi personalidad o algo que se incorporo como un plus después de pasar horas aprendiendo a ignorar y olvidar los momentos difíciles que me habían tocado vivir.
Ignoraba la hora y no me importaba era mejor no tener noción del tiempo. A decir verdad ignoraba hasta donde me encontraba, seguramente en cualquier momento llegaría a mi objetivo. La música me acompañaba como siempre con la intención de evitar los sonidos de una ciudad llena de gente rutinaria. Levantando la vista para mirar distraídamente me encontré con el ángel negro. Quise decir algo. Quise pensar algo. Quise descifrar su expresión. Quise tantas cosas. Trate de diferenciar la realidad de la imaginación. ¿El había venido por mi? La gente que caminaba aceleradamente por nuestro lado no parecía y mucho menos nuestro rostros con expresión indescifrable. ¿Nos veían? ¿En que momento se me había escapado la vida llegando a estos extremos? Cerré los ojos con el deseo de entender. Millones de recuerdos me asaltaron en ese instantes y los abrí rápidamente para escapar de ellos y mi ángel negro seguía de pie frente a mi observándome. Esperando.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Si quieres...


Si quieres bailamos o nos besamos,
te miro o nos miramos,
nos abrazamos o nada.
Si quieres me voy y no regreso,
nos olvidamos, nos dejamos
y ya.

martes, 5 de noviembre de 2013

Solo Pienso

Las lagrimas brotaron de repente de mis ojos como cataratas. Era ilógico pensar en la persona que te rompió el corazón. Revolver el pasado y recordar lo feliz que eras sin poder siquiera sonreír, ante esas puñaladas totalmente consciente.
Entender el dolor detrás de unos ojos que simulaban alegría. Sentir cada expresión de vacío y desolación como propias. ¿Cómo podía ser tan patética siguiendo una sociedad que nos incentiva a auto destruirnos con la absurda tendencia a ser masoquistas?
Debería existir alguna forma de salir del camino y lograr motivarnos a diseñar nuestros propios sueños con el objetivo de comprender, aceptar y entender que la felicidad debería depender exclusivamente de nosotros. ¿En qué momento había caído en ese circulo vicioso?
La vida real era la que me despertaba día a día para que cumpliera mis obligaciones y de ella había que sacar la mayor ventaja posible. No era un cuento donde existen las hadas, los duendes o los unicornios. Sin embargo por el simple ( y triste tal vez) hecho de existir debía ser suficiente para nosotros para no seguir reglas y cumplir sueños. Y si alguien tiene la fortuna de conseguir el verdadero amor, no el despiado al que estamos acostumbrados, dejarle nuestros mayores deseo de felicidad infinita y seguir nuestro camino. No quedarse mirando, ya que ese es el problema. Es contagioso y hace que lo deseemos ignorando la posibilidad de que no lo necesitamos, y a continuación la historia comienza de nuevo.

jueves, 24 de octubre de 2013

Sentimientos

Los sentimientos son inestables. O al menos los míos los eran, y no estaba del todo segura si es algo normal o yo estaría apunto de volverme completamente loca. Según mi información los sentimientos son la fuente de información acerca de nuestra relación con el mundo. Entonces como yo podía siquiera mencionar algo si ni yo misma lo sabía? Y la realidad  es que siempre llegaba la misma conclusión. Si lo sabía, pero lo más fácil era ignorarlos y no exteriorizarlos, pues explicar un sentimiento, en ocasiones podía llegar a ser bastante complicado dada las circunstancias, y mas aun cuando están encontrados.
Pero esta tarde-noche estaba segura de lo que sentía tras una discusión en mi mente bastante compleja que pasare por alto. Extrañaba. Extrañaba mi vida pasada tal y como era, con sus ventajas y conflictos. Extrañaba a mis amigos, familias, costumbres.Y no podía hacer nada por volver el tiempo atrás aunque le hubiese vendido el alma al diablo. Aunque podía recuperar algunas cosas, no sería lo mismo. Las personas no cambian, pero las circunstancias si, y hay cosas que no recuperaría nunca. A pesar de eso deseaba profundamente volver a mi pasado, me daba cuenta que no había valorado nada de lo que había tenido cuando podría haber sido perfectamente feliz, había querido más, y ahora era demasiado tarde.
El miedo que me acechaba ahora era estar cometiendo el mismo error. Me sentía contenta de tener nuevos amigos, y recuperar otros viejos. Pero justo cuando parecía aparecer un rayito de luz o esperanza la vida se empeñaba en robarlo sin ninguna delicadeza. Y en mis momentos de soledad sentía un vacío en mi pecho que no tenía remedio, y yo era completamente consciente de ello.
Pero ahora sabía lo que deseaba. La oportunidad estaba ahí, y aunque no estaba completamente segura de tener el apoyo incondicional de las personas mas amadas por mí, mi decisión estaba tomada. Tal vez necesitaba que alguien me dijera que estaba de acuerdo conmigo y me apoyara, en lugar  de lo que estaba acostumbrada a oír que solía ser que estaba huyendo. Necesitaba alguien con las misma locura que yo.  Quizás nunca recibiría ese apoyo, pero yo no perdería las esperanzas.

martes, 15 de octubre de 2013

Sueño

El dolor aumentaba por momentos. Sabía con claridad que debía sufrirlo sola, cada uno tenía sus problema y no quería cargar a nadie más con mi agonía. No podía planear los momentos, lo había comprobado. El sueño parecía tan real, lo sentía junto a mí. Aparecían las personas que más quería, las que a diario me acompañaban, y las que ya no pertenecían a mi vida. Todo era magia y alegría, ¿Por qué tuve que despertar? Claramente ese permitido inconsciente traería sus consecuencias. El dolor y vacío ahora eran más profundo. Sentirte a mi lado, escuchar tus palabras... Había sido el sueño más real en mucho tiempo, pero también el más imposible. No quería olvidarlo, no aunque me estuviera matando, ya que sería aceptar que eso nunca ocurriría. Tenía que aferrarme a cada imagen que soñé.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Tiempo

Todo este tiempo trascurrido parecía tanto por un lado, y tan poco e insignificante por el otro. Esas palabras que me derrumbaron por completo, que me bajaron a una realidad que no quería ver, que llenaron mis ojos de lagrimas hacían que sintiera como si estuviera cayendo a pedazos. Tal vez me necesitaba, ya que nadie más que yo comprendía ese dolor. Lamentaba decepcionarte y no cumplir mi promesa. Entendí que había sacrificado mi felicidad por la suya, y ninguno de los dos eramos felices. La sola idea de que estaba bien, mejor sin mí, de que era feliz era lo que me mantenía en pie día tras día. Y ahora nada tenía sentido. Era una apuesta perdida. Un vacío me invadió, el día parecía estar en sintonía conmigo: era gris, triste, melancólico. Jamás me permitiría que alguien más entrará a mi vida así. Aunque tuviera que cambiar, volverme taciturna y antisocial. No importaría, ya no me quedaba nada más que perder. Tenía tanto que pensar, tanto que gritar, tantas lagrimas por derramar. Pero lo razonable era bloquear mi  mente, callar lo que nadie quería escuchar, y aguantarme las lagrimas para un momento más oportuno. Total nada de eso tenía sentido ahora, ya no importaba. El tiempo y las palabras dichas no se podían volver atrás. Y aunque sospechaba haber tomado las decisiones incorrectas, mis intenciones habían sido buenas. Solo me quedaba pedir perdón, sufrir mi condena en silencio, y desear con alma y cuerpo toda la felicidad posible a esa persona, que algún día me había hecho sonreír, que me había enseñado tanto, y que había estado para mí cuando lo había necesitado. Hoy era momento de comprender que solo había sido unos pocos días que debería guardar como un tesoro en mi corazón. después de todo "Cuando la vida te ofrece un sueño que supera con creces cualquiera de tus expectativas, no es razonable lamentarse de su conclusión."

domingo, 29 de septiembre de 2013

Algo para pensar...

¿Sabías que las personas que se muestran más fuertes son generalmente las más sensibles?

¿Sabías que las personas más amables son las primeras en ser maltratadas? 

¿Sabías que las personas que cuidan a los demás muchas veces son las que más necesitan que los cuiden? 

¿Sabías que las 3 cosas más difíciles de decir son: Te quiero, Perdón y Ayúdame? 

Algunas veces, aunque la persona parezca feliz, tenes que mirar más allá de su sonrisa y ver cuanto dolor hay en sus ojos.


Tú decides

Porque para quererte no necesito tenerte.

Te quiero libre, conmigo o sin mí.

Te ofrezco mis brazos para estar juntos

o te doy mis alas para dejarte volar.

Tú decides.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Vacío Interior

Las ideas solían rondar por mi mente con total libertad a lo largo de todo el día. En momentos inoportunos, cuando necesitaba poner toda mi atención en lo que hacía, cuando simplemente mantenía una conversación cotidiana, hasta cuando caminaba por la calle escuchando música o me acostaba sin sueño las palabras brotaban con naturalidad. Era como encontrarse sumida la mayor parte del tiempo en un gran aturdimiento.
La gente podía pensar que era despistada, y me alegraba que me llamen extrovertida. Pero la realidad es que por dentro me sentía infeliz, había vacíos que nada podía llenar.
No sabía si alguien lo notará o quizás me pudiera llegar a comprender, prefería no intentarlo. Temía que sonora ridículo al decirlo en voz alta. Tal vez alguien día me animara a seguir mi instintos y pudiera llenar mi agujero interior.

martes, 10 de septiembre de 2013

Mejor

Las cosas no salieron como lo esperaba, se complicaron pero al cabo fue mejor.
Mejor, que no esperar nada es mejor, hacerle frente y dar lo mejor.
La suerte esta hechada, nunca es buena o mala, no ligar nada fue una mano a mi favor.
Mejor, que no esperar nada, hacerle frente y dar lo mejor.
Porque no quise mentir, en el momento del final, y nos miramos a los ojos sin ocultar,
lo que no quisiste ver, lo que preferí callar.
Porque no quise mentir, y para que si la verdad, ya me tenía encerrado
y no pude estar, es mejor la libertad, es mejor dejarte ir.
El miedo a tu miedo que imaginaba.
Las puertas siempre abiertas de tu habitación.
Mejor, quedarse con nada fue mejor. Cambiar la mente y dar lo mejor.
Las cosas no salieron como lo esperaba, se complicaron pero al cabo fue mejor.
Mejor, que no esperar nada es mejor, hacerle frente y dar lo mejor.
Porque no quise mentir, en el momento del final, y nos miramos a los ojos sin ocultar,
lo que no quisiste ver, lo que preferí callar.
Porque no quise mentir, y para que si la verdad, ya me tenía encerrado
y no pude estar, es mejor la libertad, es mejor dejarte ir mi amor...

viernes, 9 de agosto de 2013

Esquizofrenia

No solía determe a hacer un balance de mi vida, el tiempo transcurría más rápido de lo normal y eso en cierta forma me asustaba. Probablemente era el motivo por el cual no pensaba demasiado. Era como si me encontrará en piloto automático, y estaba bien: cumplía con mis obligaciones, disfrutaba mi tiempo libre, y en ocasiones me sentía bastante contenta, casi feliz. Aun cuando sabia con exactitud de que mi nivel de exigencia era bastante elevado con respecto a la felicidad me sorprendía estar por momentos tan cerca de lograrlo.
Sin embargo, no podía culpar a la realidad por hacerme bajar a la tierra de vez en cuando, en días como hoy, por ejemplo. Cuando los sueños me atormentaban, y la verdad es que no podía actuar de ninguna forma para quitarlos de mi mente, intentaba engañarme restandole la mayor importancia posible.Y era frustrante encontrarme hablando de ello, rompiendo mi promesa de nombrar aquello que no estaba
permitido. 
La mayor parte del tiempo dirigía mis pensamientos hacía temas insignificantes comparado con otras cosas, pero no menos preocupantes por otro lado. Era estúpido tratar de recordar si había caminado por una calle, ya que si iba en la siguiente cuadra, es lógico pensar que había caminado por la interior, pero de todas forma me empeñaba en recordarlo sin resultados positivos. El hecho en sí no era lo que me desvelaba, lo que en realidad trataba de descifrar era como funcionaba mi mente, cual era el punto clave para olvidar cosas, y cual para recordarlas. Y esa filosofía solía llevarme varias horas de mi vida sin encontrar respuestas acertadas, ni teorías que se acercaran si quiera.
Las teorías debían ser comprobadas de tal forma que si funcionaban en un caso, funcionarían en todos los demás, como había aprendido en la universidad. De lo contrario no se podía establecer ninguna regla, y eso me molestaba. Debería existir alguna forma de verificarlas y establecer una ley general. Pero quizás no era buena en eso, ya que mis teorías en general se verificaban solo para algunos casos. Y eso significaba que tanto la mayoría que difería en mi opinión, tenían tanta razón como yo, debido a que mis teorías no podían ser comprobadas para todos los casos por culpa de tantos factores que variaban según el caso.
Quizás algún día pudiera comprobar alguna de todas las teorias que rondaban por mi mente, o quizás si hablaba de ello en voz alta me internaran por esquizofrenia.

domingo, 14 de julio de 2013

Punto final

Era algo que indudablemente tenía que hacer. No sabía con exactitud si importaba el hecho de que lo hiciera hoy, mañana, o pasado. La verdad es que estaba todo listo: sus, fotos, sus recuerdo, sus palabras y consejos, y también probablemente mis ideas acerca de que era con exactitud lo que debía hacer. La situación se volvía cada vez más ridícula, me molestaba cada minuto que dedicaba a recordar ese pequeño lapso de mi vida.
En ocasiones analizaba cada paso dado y entendía que en el final nunca había sido yo misma, simplemente me limite a seguir el papel que me tocó, actuando exactamente como él deseaba. Le persona que yo conocía no fue la que vi aquel domingo, aquella última semana. Era simplemente el director de la pequeña historia, cada palabra que decía tenía intención de comunicarme cual era mi camino a seguir. Puedo decir, que en el momento en que lo entendí me sentí defraudada de mi persona, pero el había contado con mi astucia y funciono, después  comprendí que ya no tenía importancia alguna y que de haberlo notado antes no hubiera cambiado mi elección. De cierta forma, él deseaba que yo saliera lo más triunfante posible, lo cual a pesar de sus intentos era completamente imposible. Fue estúpido de todas formas, y me di cuenta de cuan poco me conocía.
Otra veces, mi interior quería revivir el principio, y eso era especialmente doloroso. Recordar la magia, lo perfecto que podría haber  resultado y lo lejos que ahora estaba de mi final feliz. Me parecía algo injusto, de por si tenía mi alrededor empapado de sus recuerdos, no quería estar en mi propia casa ya que era el primer lugar en que estuvimos juntos, era una puñalada día tras día. Y además de eso, mi subconsciente quería castigarme, no parecía una ecuación equilibrada.
Sin embargo no descartaba la idea de poner el punto final a la historia a mi manera. Parecía algo bastante sencillo de realizar cuando lo pensaba. Pero  a la hora de actuar sentía que quizás no era el momento, tal vez necesitaba alguna señal o indicio de que ya era hora, era bastante confuso ya que no tenía idea de que era exactamente lo que esperaba. Creo que ese plan tendrá que rondar un poco más por mi cabeza hasta que sienta que es el momento.

viernes, 12 de julio de 2013

El bien y el mal

Buscando un equilibrio entre el bien y el mal. Entre lo que hacemos correcto y  lo incorrecto. ¿Quién tiene derecho a juzgar eso? ¿Quién puede decir si nuestras decisiones son acertadas o equivocadas?
Antes de actuar de alguna forma, casi siempre buscamos consejos entre nuestras personas de confianza (sobre todo si son decisiones importantes) y he aquí que me encontré en un gran dilema. Según  nuestra forma de exponerlo siempre trataremos de convencer a nuestro oyente que es lo que nosotros consideramos mejor, para que felizmente nos diga lo que queremos escuchar. Y probablemente la mayoría caiga en el juego de palabras, si dedicamos el tiempo necesario para reflexionarlo y ordenar las ideas antes de hablar con motivo de persuadir a quién nos escuche.
Pero generalmente nos centramos en una parte del problema y su respectiva solución. ¿Qué pasa cuando alguien más... no más inteligente, sino alguien más observador y/o pensativo nos plantea el otro lado y logra que veamos que nuestra inicial solución es incorrecta desde ese punto de vista?
Ahora bien, tenemos un problema y una solución que por un lado es correcta, y por el otro no. Es razonable concluir que tendremos que buscar otra manera de salir de nuestro enigma. Pero ¿Qué ocurre si este es un ciclo infinito? ¿Qué camino deberíamos elegir? ¿El qué nos hace más feliz a nosotros? o ¿Es necesario también pensar en los demás?
Seguramente la mayoría respondería al unísono que lo más lógico sería elegir el de nuestra felicidad. Sin embargo (pensando en un problema en particular y personal) difiero en esa idea. ¿Será qué la mayoría tiene la razón? ¿Será qué esa persona que me hizo ver el otro angulo tiene razón? ¿El corazón nos dirá lo que es correcto? ¿O las normas y los valores de nuestra sociedad?
 ¿Dónde estará el punto medio que nos permita ser objetivos y determinar todas las posibles salidas? Tal vez  la realidad es que no existe tal hecho que pueda remediar la circunstancia, porque este es consecuencia de haber actuado de forma errónea posterior a todo este laberinto de preguntas y respuestas. Quizás sea un castigo divino, o simplemente parte de la vida.

viernes, 28 de junio de 2013

La decisión...

Ella la que esperaba, la que daba todo por ti.
Ella la que amo, te escucho, te valoró, te respetó y te entregó todo.
Ella sufrió, ella lloró, ella entendió que debería ser feliz, ella intento olvidarse de ti.
Ella rió, ella encontró una persona que la hacía sonreír, ella entendió que debería ser feliz.
Aquél la cuidó, la valoró y le dio lo mejor de sí.
Él apareció arrepentido, él entendió, él reflexionó y se dio cuenta que se equivocó.
Él la extrañaba, él la deseaba, no quería verla con nadie más.
Él la buscó, lo intentó, le explicó y le demostró.
Ella tomará una decisión que tú, aquél, él y yo de yo deseamos conocer.

lunes, 24 de junio de 2013

Películas

Dedicaba la mayor parte de mi tiempo libre a mirar películas. Parecía algo sensato, normal. No le daba importancia. Comedias románticas eran mis favoritas. No entendía porque siempre me decepcionaba con el final de todas, sin duda, tenían su final feliz y me alegraba por ello pero no era lo que buscaba. Me molestaba mucho, caminar por la calle y ver parejas felices, entonces ¿Porque las miraba desde la comodidad de mi hogar cuando podía hacer otra cosa?
 Leía libros románticos también, y escuchaba música, no hace falta aclarar el género. Mi vida sentimental era un completo desastre, eso no me preocupaba mucho (estaba acostumbrada a vivir así) pero lo ocurrido recientemente había dejado una herida, que parecía no querer cicatrizar, y lo que yo hacía no ayudaba.
Me empece a molestar conmigo misma. Pero por algún motivo que no llegaba a comprender, no cambiaba de actitud. Era estúpido lo que hacía, cada vez terminaba más devastada.
Hasta que un día lo comprendí: Estaba buscando mi historia, quería verme reflejada en aquellas películas, quería entender y sentirme la princesa del cuento. Pero no lo conseguía porque yo no tenía un final feliz, sólo una vez mis sentimientos se vieron reflejados, la trama se acerco bastante tanto que me sentí identificada con la protagonista, y me hubiese gustado cortarla justo donde era mi final. Pero yo era la villana de la novela, o lo que sea. Lo sabía, faltaba aceptarlo.
Y lo que más dolía era que sabía que cada paso que iba a dar traería su consecuencia, pero bloqueaba de algún modo eso en mi cabeza y daba el paso para nuevamente chocar contra la pared.
Y especialmente esta noche, y pienso en aquellas charlas, miró lo que hice, hago y seguiré haciendo, miró a mi alrededor. Nada cambió exteriormente en lo que respecta a lo que me rodea. Lo que corresponde a mi persona, a parte de tener unas terribles ojeras, pocos cambios notables se pueden mencionar. Ahora si hablamos de mi interior, nada será como antes, estaba derrotada. Palabras, recuerdos, secretos que nunca saldrán de allí, vivirán por siempre en mi corazón.
Yo no soy la excepción a la regla.

jueves, 20 de junio de 2013

Simplemente no te quiere

Gigi: Prefiero ser como soy a ser como tú.
Alex: ¿Disculpa, qué significa eso?
Gigi: Quizás yo lo diseccione todo hasta el mínimo detalle, y puede que me entregue demasiado, pero, eso significa que me importa... y ¡oh! es que crees que ganas, porque para ti las mujeres son de usar y tirar. Vale, puede que así no te hagan daño y que jamás hagas el ridículo pero de ese modo tampoco te enamorarás. Tu no has ganado, estás solo Alex. Puede que yo haga muchas estupideces pero te aseguro que estoy mucho más cerca de encontrar a alguien de lo que tu estás.

sábado, 15 de junio de 2013

Túnel del tiempo

La vida solía ser un túnel del tiempo que pasaba quizás demasiado rápido. O tal vez, simplemente era que para mí carecía de importancia, y casi nunca tenía noción de él. Habían días largo y otros que pasaban en un abrir y cerrar de ojos. Pero al finalizar siempre llegaban esas noche aterradoras para torturarme con millones de imágenes que ya eran solo recuerdos, palabras que nunca dije, e imaginaciones que nunca sucederían. Eran noches crueles, y más de una vez intentaba escapar de ellas pero nunca lo conseguía. Esa era una noche como cualquier otra. Me acosté y cuando el dolor se volvía insoportable, en y mis ojos ya no quedaban lágrimas, decidí quera momento de pasar a otra etapa de la noche que era la de escuchar música hasta dormirme. Desenrede cuidadosamente los auriculares y busque alguna radio en la que pasaran buena música. Sonaba mi tema favorito cuando de repente sentí que golpeaban la puerta. No estaba segura que hora era, pero si sabía que era muy tarde, y me sorprendió que nadie más hubiera escuchado. ¿Quién podía ser a estas horas? Estaba tratando de mirar la hora pero mi teléfono se apagó. Entonces golpearon de nuevo y comprendí que debía abrir. Una extraña sensación comenzó a recorrer mi cuerpo. Traté en vano de despertar a una de mis hermanas pero ella estaba sumergida en un profundo sueño. Me levanté y torpemente camine hacia el comedor. Quise prender la luz pero debido a la tormenta se había cortado. Por tercera vez golpearon la puerta. Entonces fui a abrir sin preguntar quién era. Solo se  me ocurría una persona pero sabía perfectamente que era imposible, ¿Por qué así era, no? Me agarro una terrible sensación de apuro. Pero cuando abrí no había nadie. Solo se veía oscuridad y una lluvia torrencial. Camine lentamente hacía afuera mientras mi corazón se aceleraba, tal vez por miedo, pero algo me impulsaba a seguir. A medida que me rodeaba la oscuridad mis ojos penetraban en ella y pude ver la figura de una mujer, la cual reconocí inmediatamente. Y me acerque hasta quedar cara a cara. Tenía unas cuantas preguntas, pero no salía ni una vocal de mi boca, solo la miraba sorprendida. Ella se acerco aun más y me susurro unas palabras al oído, horrorizada me di vuelta, y mientras escuchaba su risa divertida, una luz blanca me dejo ciega y paralizada. Fue entonces cuando me desperté.

jueves, 13 de junio de 2013

Algo para pensar...

¿Sabías que las personas que se muestran más fuertes son generalmente las más sensibles?
¿Sabías que las personas más amables son las primeras en ser maltratadas?
¿Sabías que las personas que cuidan a los demás muchas veces son las que más necesitan que los cuiden?
 ¿Sabías que las 3 cosas más difíciles de decir son: Te quiero, Perdón y Ayúdame?
Algunas veces, aunque la persona parezca feliz, tenes que mirar más allá de su sonrisa y ver cuanto dolor hay en sus ojos.

martes, 11 de junio de 2013

Nuevos Comienzos

Me duelen muchas cosas, muchos recuerdos que vienen a mi mente. Me duele está casa en la que vivo por todo lo que significa . Me duele que quieran cambiarla, aunque me gustaría sólo que creo que no es el momento, que no estoy preparada. Me duelen las calles por las camino, que me atacan con esos pocos pero bellos días de mi vida. Me duele recordar tus palabras y consejos.
Pero de alguna forma, creo que estoy cambiando. Me estoy sintiendo diferente. Estoy haciendo cosas diferentes. Todo cambió es para bien, dicen. De alguna forma estoy tratando de alejarme de las cosas que me lastiman. Mucas cosas buenas están pasando a mi alrededor, y siento que pronto será mi turno.
Me gustaría tomar decisiones muchas! Tengo millones de ideas en la cabeza, pero no es el momento. Elijo proponerme metas, nuevos objetivos, eso me da en que pensar, y me despeja al menos un poco no tanto como quisiera.
Debo esperar,  trabajar mi ansiedad, eso me cuesta bastante. De cierta forma me siento como en un nuevo comienzo, pero primero debería dejar ir algunas cosas de mi pasado, y valla! eso es difícil! pero no imposible... Y todo esto se lo debo a ellas que siempre están para escucharme y darme buenos consejos. Sin ellas nada de esto sería posible...

viernes, 7 de junio de 2013

Memorias del Olvido

Me pasaron tantas cosas
y no me acuerdo de nada
solo del viento y tus ojos
de llorar a carcajadas.

No se cuanto habrá pasado
desde cuando te leía
nunca quise darme cuenta
que no era idea mía.

Hoy no es que rompa cadenas
solo me doy por vencido
y te perdono por todo
por venir y haberte ido.

Si la pena se supera
a mi me importa muy poco
no esperaba que así fuera mi amor
si aun sueño que te toco.

No se de un tiempo a esta parte
no entiendo como pude desarmarme

Me sobraron tantas cosas
que no pude darte a tiempo
o tal vez nunca exististe
fuiste mi mejor invento.

Hoy mis ojos no te ven
hoy mi boca no te nombra
nadie sabe que me hiciste mi amor
solo mi cuerpo y tu sombra.

No se de un tiempo a esta parte
no entiendo como pude desarmarme
no se de un tiempo a esta parte
no entiendo como pude desarmarme
y como termino.

NTVG

Obstáculos

Ella era tan feliz. Tenía sueños para alcanzar, metas por cumplir, una familia unida, un trabajo estable, una carrera por completar y un amor que conquistar...
Pero de repente todo empezó a decaer, aquella serie de hechos que le ocurrieron sin dejarla pensar, la destrozaron, lloro hasta que ya no le quedaban fuerzas para seguir, ni lagrimas para derramar.
Era un día cálido, soleado y hermoso pero ese calor no llegaba a su cuerpo, ese sol no iluminaba su día, ni su vida y esa belleza era invisible para sus ojos, nada de ello le pertenecía. No veía razón para vivir, para levantarse, para seguir adelante. Ya había caído demasiadas veces como para intentarlo de nuevo, tantas humillaciones había tenido que soportar, odiaba recordar eso, no podría soportarlo de nuevo.
Todo era oscuridad, frío, soledad y un profundo dolor en el pecho como se le fuera a salir de ahí adentro. Solo quería cerrar los ojos y dormir infinitamente. Sus amigos y familia le pedían que siga adelante. Pero ellos no entendían verdaderamente que estaba pasando, claro que no, ni ella misma era capaz de entenderlo ni soportarlo. Cerraba sus ojos y se hamacaba lentamente de un lado para al otro sentada en su cama ¿Por qué le estaba pasando esto? ¿Qué había hecho tan mal como para merecer tantas desgracias juntas? Solo quería no pensar y dormir, no tenía fuerzas para nada mas, ni ánimos y sabía perfectamente que al comenzar un nuevo día, al abrir los ojos y levantarse tendría que enfrentar nuevos obstáculos. Entonces ¿Por qué no a ella? 

martes, 28 de mayo de 2013

Etapas

Siempre es preciso saber cuando se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿ Ya no vives más en esa casa?,¿ Debes irte de viaje?,  Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste ya a ser infinito , porque en la vida , tu , yo , tu amigo, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir adelante
No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió , sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculados con nosotros. Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso, a veces, es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes ,cambiar de casa romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.
Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.
El pasado, ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quien eres tú... Suelta el resentimiento. El prender "tu televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigues es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.
La vida esta adelante , nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos que no clausuran? ¿Posibilidades de volver? (¿A qué?) ¿ Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?,¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no con orgullo ni soberbia, sino, porque tu ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa.
Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta la hoja, cierra el círculo. Ni tu serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.
Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un  lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es una trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.
Es un proceso aprender a desprenderse y , humanamente se puede lograr, porque te repito : nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre , apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira , oxigena, despréndete, suéltate.

Carta de olvido

Mas que nada en este mundo, quisiera yo saber, si cuando me conociste no dejabas de pensarme un segundo, o si al menos un día, fue real tu amor. Parecían tan hermosas tus cartas, tus ideas, y tu forma de pensar, pero todo esto el viento se lo llevó o seguramente la distancia o quizás el tiempo de tu mente me borro. Ahora yo me pregunto: podría alguien fingir, un amor verdadero sin poseerlo, como pienso que lo fingiste tú? si así fuera, esto provocaría una herida, si así fuera esto provocaría un dolor, si así fuera esto confirmaría que nunca me supiste amar. 
Cuando el sol se esta ocultando miro al cielo con tristeza, porque al mirar pienso en ti, pienso en aquello que amaba y amo, en aquello que un día perdí. Mas valía, que no te hubiese conocido,porque ahora ahora por mas que intento olvidarte no puedo y lo que hago es ahogar en mis pena este amor inadvertido. En silencio sufriré y así nunca a nadie revelare que toda mi vida te ame, a pesar de que hayas herido sin razón, el lugar donde el cariño que siento por ti, nació .. 
Este es mi corazón: ojala conozcas a alguien que te ame mas de lo que pude hacerlo yo. Que seas feliz! que nunca conozcas, como conociste al olvido, lo amargo que es amar y no ser correspondido.

lunes, 27 de mayo de 2013

Viajar

Era una decisión difícil. Debía irme. Había estado cuando él me necesito, cuando mis amigos me necesitaron, cuando mi familia me necesito, y a pesar de que estaba segura de haber cometido muchos errores en los últimos 12 meses, estaba también convencida (o quería estarlo) de haber hecho algo bien. Ahora necesitaba hacer algo por nosotras, por salir adelante. Era doloroso, sobre todo al ver sus rostros... Y por momentos dudaba, pero en el fondo estaba muy segura. Hacía tiempo que estaba decidido y así lo había comentado aunque por lo visto nadie me había creído, lo que faltaba era decidir la fecha y sentía que estaba muy cerca, demasiado. Necesitaba fuerza y poder de decisión  Sentir seguridad me confundía, no estaba acostumbrada a ese sentimiento. Por un lado soñaba que todo se resuelva aquí para poder sentir que necesitaba quedarme, pero no lo necesitaba, es más necesitaba exactamente lo contrario. Quizás parecía que estaba escapando de los problemas, pero no se podía escapar de ellos. Lo que realmente quería era empezar de nuevo (por decirlo de alguna forma, no encuentro la frase correcta) terminar con mi rutina, con mi desastrosa vida, y sobre todo por hacerle feliz a ella después de tantas amarguras que le había traído. ¿Será que de una vez por todas este haciendo las cosas bien? Creía que si, sentía que sí y eso me hacía feliz.

jueves, 23 de mayo de 2013

¿Amigos?

Eran un días raros, y así lo sentía. No podía llorar, aunque me sentía bastante triste. Leía sus mensajes una y otra vez, eso dolía. Desde los mensajes más tiernos, hasta los más fríos. Yo lo había provocado. De alguna forma creo que está vez me hubiese gustado vivir en la mentira, aunque la odie. Pero era tarde, yo había pedido esa extrema sinceridad, porque en realidad sabía la verdad. Creía conocerlo como la palma de mi mano, y al parecer así era. Había predicho exactamente como terminaría todo, sus decisiones y  las mías, y todo ocurrió con la misma precisión que en mi cabeza, lamentablemente.
Pero escucharlo de sus labios... no sabía que dolería tanto. Si me hubiera mentido podría al menos intentar odiarlo, lo hubiera intentado. Era demasiado bueno para mí, era tan perfecto que asustaba. Quería quedarme con los lindos recuerdo, y así lo intentaba cada día. Quizás era más dolorosos esos recuerdos, o quizás su final. Era muy pronto como para determinarlo. 
Tenía un consuelo, por supuesto. También el apoyo de todos. No era suficiente, sabía que el tiempo iría de a poco suavizando el dolor, no me curaría. Eso era una gran mentira muy conocida para todos, pero no me convencía a mí. Esto era distinto, especial, lo más especial que me había pasado. 
Yo tenía otras teoría bastantes conocidas pero que nadie creía. Y como me gustaba ir en contra del mundo trataba de comprobarlas, pero sobre todo lo hacía porque de verdad me importaba y así lo sentía. 
Por un lado, quería demostrar que si amas de verdad dejas ir, con mucho esfuerzo de algún modo creía que lo había logrado. Había necesitado mucho coraje, pero mi cariño por él era el que me había impulsado a hacer lo que yo consideraba correcto.
La otra era que podíamos seguir siendo amigo a pesar de lo que había pasado, ser amiga de tu ex... Y está era la más difícil. A pesar de las horas de insomnio, de mi voluntad y esfuerzo sentía que estaba fracasando. Sabía que no sería lo de antes, nunca más lo iba a ser, era lo que más me angustiaba. No había imagino cuan difícil sería al principio, se me escapo ese detalle. Pero quizás con el tiempo si los donde verdad queríamos seguir siendo amigos, solo quizás lo lograríamos. Y ahí otra cosa que me desvelaba.. ¿Él quería ser mi amigo ahora?

lunes, 20 de mayo de 2013

Semeone like you- Adele


Oí que te habías establecido,
que encontraste una chica, y que estas casado ahora. Oí que tus sueños se volvieron reales,
supongo que ella te dio cosas que yo no.

Viejo amigo, ¿por qué estás tan comedido?
No es propio de tí el contenerte o esconderte de la mentira
Odio aparecer de la nada si haber sido invitada,
pero no podía estar apartada, no podía evitarlo.
Esperaba que vieras mi cara, y que recordaras,
que para mi,
esto no ha terminado.

No pasa nada, encontraré alguien como tú.
No deseo nada, salvo lo mejor para tí.
No me olvides, te lo suplico, recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele"
"A veces el amor dura, pero otras en cambio duele, si "

Sabes como pasa el tiempo,
solo ayer fue el momento de nuestras vidas,
nacimos y fuimos criados en una niebla recordatoria,
encadenados por la sorpresa de nuestros días de gloria.

Odio aparecer de la nada si haber sido invitada,
pero no podía estar apartada, no podía evitarlo.
Esperaba que vieras mi cara, y que recordaras,
que para mi, 
esto no ha terminado.

No pasa nada, encontraré alguien como tú.
No deseo nada, salvo lo mejor para tí.
No me olvides, te lo suplico, recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele", si.

Nada se le compara, sin preocupaciones, o cuidados.Las lamentaciones y errores son productos de la memoria. ¿Quien podría haber sabido lo amargo que esto sabría?

No pasa nada, encontraré alguien como tú.
No deseo nada, salvo lo mejor para tí.
No me olvides, te lo suplico, recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele"

No pasa nada, encontraré alguien como tú.
No deseo nada, salvo lo mejor para tí.
No me olvides, te lo suplico, recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele"
"A veces el amor dura, pero otras en cambio duele, si "

Confusión

Una vez me dijeron que cuando uno tiene que tomar una decisión ( en este caso difícil ) antes de pedir un consejo uno ya tiene decidido lo que va a hacer. Y busca los consejos por varios lados hasta que encuentra justo el que desea escuchar, y siempre hay alguien que te lo dice. Y decís que seguirás ese consejo solo para en cierta forma no hacerte cargo de la decisión. Me sonó bastante convincente en ese momento. Y suena lógico, las personas siempre estamos pidiendo consejos (o por lo menos en lo personal) acerca de lo que podemos hacer, y generalmente obtengo distintos puntos de vista, y bastante interesantes. En este momento me encuentro en un dilema, y es realidad no tome ninguna decisión pero estoy pidiendo consejos. Tengo varios consejos y todos me parecen correctos, ¿Qué debería hacer en este caso? no se que es lo que esta bien, y que es lo que está mal, ¡Cuanta confusión! me gustaría poder apagar mis pensamientos un rato y descansar, dormir, y despertarme relajada de todo para poder entender y aclarar todo este lío y tomar la decisión correcta. No puedo permitir más errores en mi vida que me perjudiquen, ni mucho menos a ellos...

domingo, 19 de mayo de 2013

Decisiones, decisiones...

Es increíble como cometo error tras error. ¿Cuándo comenzaré a hacer las cosas bien? Estoy tan ciega, tan confundida, tan egoísta... Necesitaba que alguien me lo diga. Justo cuando creo hacer lo correcto me equivoco, por actuar por impulso, debería ser más fría y calculadora en todos los aspectos de mi vida. En mi trabajo, con mis amistades, en mi vida personal tanto familiar como sentimental. Siempre estoy decepcionando a todo el mundo! Pero todos ellos siguen ahí, porque me quieren, porque todavía confían en mí, o no se porque. Justo cuando me necesitan no estoy. ¿Qué es lo que está bien, y qué es lo que está mal? ¿Qué es lo que debería hacer? Debo pensar, necesito pensar mucho... y tomar algunas decisiones...
La gente no cambia, solo que con el tiempo se sacan las caretas y te demuestran como son. Es sorprendente ver la cantidad de personas que te decepcionan, uno debería dejar de confiar en la gente y aprender que solo con paciencia sabrás quienes son. Tampoco es bueno juzgar ante de tiempo. Cada uno tiene su propia historia de vida y por algo son como son.
Es un momento de mi vida bastante extraño, pasan cosas raras todos los días. Pero creo que debería tomar decisiones  o no se si nombrarlo así, diría mejor que es momento de tomar las riendas de mi vida, y hacer algo por ella. Recuerdo esa charla y creo que debería poner en practica aquellos consejos de mi gran amigo. Extraño esas charlas, tal vez algún día vuelvan...

jueves, 16 de mayo de 2013

Seré un buen perdedor- Franco De Vita ♥

Seré un buen perdedor

Se que piensas marcharte, ya lo se 
Y no te detendré 
Haz lo que tu quieras 

Sin embargo recuerda que yo estaré aquí en el mismo lugar 
Y si solo tienes ganas de hablar, con gusto escuchare 

Y si el supo darte mas amor 
Supo llenarte mas que yo 

Claro que se perder, Claro que se perder 

No tienes porque disimular, esas lagrimas están de mas 
Si tienes que irte, vete ya 

Sin embargo esperaba que te quedaras 
Pero el agua hay que dejarla correr. 
Mientras yo me tragaba palabras que no pude decir 

Y si el viento hoy sopla a tu favor 
Yo no te guardare rencor 
Claro que se perder 
No sera la primera vez 
Hoy te vas tu, mañana me iré yo 
Seré un buen perdedor 
El mundo no cambiara 
Alguien sin duda hoy ocupe tu lugar. 

Sin embargo esperaba que te quedaras 
Pero el agua hay que dejarla correr 
Mientras yo me tragaba palabras que no pude decir 
Y si el viento hoy sopla a tu favor 

Yo no te guardare rencor 
Claro que se perder 
No sera la primera vez 
Hoy te vas tu, mañana me iré yo 
Seré un buen perdedor 
El mundo no cambiara 
Alguien sin duda hoy ocupe tu lugar....... 

Seré un buen perdedor 
El mundo no cambiara 
Alguien sin duda hoy ocupe tu lugar......

miércoles, 15 de mayo de 2013

Era doloroso ver que tanto amor pudiera entrar en esa casa tan pequeña, era ridículo. ¿Qué hacía yo ahí? Era clavarse una puñalada sola, pero a la vez la magia que envolvía a esas parejas me ataba y no me permitía escapar. Mientras ellos se transmitían amor con una sola mirada, yo sentía que mi corazón no resistía tanto dolor. Daban ganas de ir corriendo a buscarte para que me abrazarás, lo necesitaba tanto. Pero era probable que estuvieras con ella, podía intentar apagar ese dolor con un poco de alcohol, tal vez funcionara.
Pero no, necesitaba más de esa dosis auto destructiva  ¿Porqué era tan masoquista? Tal vez el dolor era la única forma en que podía vivir, y por eso siempre lo buscaba. Ahora entendía tu pregunta, y quizás siempre supe la respuesta sólo en este momento era capaz de responderla, pero aunque lo preguntarás de nuevo dudo de que la dijera en voz alta. Hay muchas cosas que prefería guardar en secreto.

lunes, 13 de mayo de 2013

La verdad sobre el miedo

No le tienes miedo a la oscuridad, tienes miedo a lo que hay en ella.
No le tienes miedo a las alturas, tienes miedo a caer.
No tienes miedo a la gente que te rodea, tienes miedo al rechazo.
No tienes miedo al amor, tienes miedo a  no ser amado.
No tienes miedo a dejar ir, tienes miedo a aceptar la realidad de que ya se fue.
No tienes miedo a intentar otra vez, tienes miedo a ser lastimado por la misma razón otra vez.

domingo, 12 de mayo de 2013

¿Qué pasó?

Me he dado cuenta que estos últimos meses estoy haciendo todo mal. ¿Cómo es posible que haya sido tan egoísta?  ¿Donde quedo la persona que yo era? ¿Cuando fue que cambie tanto? Es momento de pedir perdón, a mis compañeros de trabajo, las personas que me rodean, a mis amigas/os, a mi familia...
Es momento de volver a mi otro yo, me miro al espejo y solo veo dolor, decepción, fracaso. Necesito recuperar lo que un día fui. El tiempo no se puede volver atrás, pero al menos me queda la esperanza de que me puedan perdonar, poder remediar todo mis errores. No quiero pensar más en mí sino en ellos que a pesar de todo siguen a mi lado apoyándome y dándome fuerzas para que pueda salir adelante, salir de este pozo tan profundo en el que iba cayendo...

sábado, 11 de mayo de 2013

Perdón

No es el momento para tomar decisiones  pero la vida así me las exige lamentablemente. Todo parecía ser perfecto por un momento y a hora se me viene el mundo encima. ¿Cómo explicar lo que siento? Es imposible.. Cuanto dolor puedo soportar en mi? Cuanto más...Acaso no es suficiente ya? Quisiera que alguien me diga lo equivocada que estoy, pero nadie lo va a hacer porque no es así, quisiera que me abraces, lo necesito. Tengo muchas ganas de llorar  gritar,  no puedo esperar más esto me está volviendo loca. Me siento totalmente derrotada, solo me quedan ellas. Tendré que encontrar las fuerzas necesarias para salir adelante nuevamente de está caída que me presenta la vida. Espero que algún día me puedas perdonar y entender. No soy fuerte, nunca lo fui y te necesito pero simplemente no puede ser...

martes, 2 de abril de 2013

Caminando bajo la lluvia

Era un día muy particular, y así lo había sentido durante toda la tarde. No sabía que pasaba, o que iba a pasar aparentaba ser uno de esos tranquilos, aburridos y rutinarios días. Pero yo sabía que no lo era, soy muy perceptiva con estas cosas.  No le di mucha importancia, trate de ignorar el hecho. Quería darle tiempo al tiempo. Sin embargo el sentimiento de ansiedad no se borraba, sabía perfectamente que no podía quedarme en mi casa, no sabía a donde ir, no tenía ningún compromiso en particular y la verdad es que en realidad solo tenía ganas de acostarme a dormir. Pero algo me impulso a salir de mi casa, una fuerza por llamarlo de alguna manera. Y seguí mis instintos...
Comencé a caminar sin un rumbo fijo sin saber donde ir, hasta toparme con mi objetivo sin saberlo. Me fui esquivando charcos bajo la lluvia y pensando en el error que había cometido. Entendí que le había dado la razón a las sabias palabras que me dijo un amigo cuando le pedí un consejo. Había actuado de la forma más infantil posible, creyendo que no podía cometer ese error, lo hice. ¡Qué estúpida era! ahora lo entendía.
¿Como podía ser posible? estaba tan enojada que no sabía si tenía ganas de pegarme una cachetada, llorar y gritar a todo el que quisiera escuchar lo tonta que era, o salir corriendo hacía el infinito, hasta no tener fuerzas para nada. Pero era demasiado cobarde como para hacer cualquiera de esas cosas y en lugar de eso me senté en una pequeña plaza que encontré y me puse a llorar silenciosamente, no quería que nadie lo notara, algo bastante fácil de lograr cuando eres insignificante hasta para los desconocidos, la noche te ayuda y las gotitas de lluvia cubren tus rostro intercalándose con las lagrimas.
Pensé una y otra vez en los hechos ocurridos y todo era tan doloroso, él me quería pero aunque lo esperaba sabía que no llegaría. Sus palabras habían sido dirigidas para mí y nadie más que yo las comprendía tan claramente, había sido una despedida que ninguno de los dos quería, pero yo había logrado sin querer. ¿Cómo podría vivir sabiendo que era la culpable de mi propia desgracia? Las canciones que sonaban en mi celular me daban cachetada, tras cachetada sin descanso.
"Es el dolor, o el olvido y este vació soy yo", "Y en realidad hay cosas que no quiero olvidar, como tus ojos de soledad la tarde en que lo hice llorar". No entendía como esas canciones me describían mejor que mis propias palabras.
Cuando mis ojos ya estaban secos de lagrimas decidí que era momento de volver a mi casa, y así seguí mi camino bajo la lluvia con una conclusión. Lo que me pasaba me lo estaba mereciendo en ese instante, lo tendría que aceptar y vivir con ello, lo que no significaba que lo podría superar.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Muerte en el Nilo


Había gente joven para todos los gustos: miradas vacías, aburrimiento e incluso alguna expresión realmente penosa. Qué absurdo es eso de la juventud como época de felicidad. ¡La juventud es un época de gran vulnerabilidad!

Muerte en el Nilo- Agatha Christie

miércoles, 2 de enero de 2013

Cuando callas...

Guardar silencio puede ser una muestra de sabiduría y prudencia, pero también un signo de temor y complicidad.

Cuando callas, también hablas de ti  mismo.

Cuando callas un secreto, conozco tu fidelidad de amigo.

Cuando callas tu propio dolor, conozco tu fortaleza.

Cuando callas ante el dolor ajeno, conozco tu impotencia y tu respeto.

Cuando callas ante la injusticia, conozco tu miedo y tu complicidad.

Cuando callas ante lo imposible, conozco tu madurez y dominio.

Cuando callas ante la estupidez ajena, conozco tu sabiduría.

Cuando callas antes los fuertes y poderosos, conozco tu temor y cobardía.

Cuando callas ante lo que ignoras, conozco tu prudencia.

Cuando callas tus propias metas, conozco tu humildad y grandeza.

El silencio es el tiempo donde el sabio medita, siembra para ser tu mismo.








Se ha producido un error en este gadget.