lunes, 2 de julio de 2012

Orgullo y prejuicio


-Su orgullo- añadio Miss Lucas- no me ofende como tal, porque tiene una escusa. No hay que maravillarse de que un joven tan distinguido, de buena cuna y fortuna, con todo a su favor, tenga un alto concepto de sí mismo. Si puedo expresarme así, diré que tiene derecho a ser orgulloso.

Capitulo 5 Pagina 27

 -Es verdad- repuso Lizzy-, y con facilidad perdonaría su orgullo si no hubiera mortificado el mío.


-El orgullo- observó Mary, que se jactaba de lo sólido de sus reflexiones- es un defecto muy común. Mis lecturas me han convencido de que la naturaleza humana es extremadamente propensa a él, y de que hay muy pocas personas que no se sientan satisfechas de sí mismas por tal o cual condición real o imaginaria. La arrogancias y el orgullo son cosas muy distintas, aunque a menudo se tomen como sinónimos. Una persona puede ser orgullosa sin ser arrogante. El orgullo se refiere más a nuestra opinión sobre nosotros mismo; la arrogancia, a lo que seseamos que los demás piensen de nosotros.

Jane Austen- Orgullo y prejuicio
Se ha producido un error en este gadget.