sábado, 15 de enero de 2011

Esperando el amor..


Que lindo sería sentir que esa persona tan anhelada siente algo por vos. Sentir el calor de su cuerpo en un abrazo, la dulzura de su amor en un beso, lo importante y necesaria compañia en los momentos más dificiles, y los más felices.
Es verdad que hay historias que no tienen el final feliz que esperabamos. Eso causa mucho dolor, angustia y desesperanza, y tal vez eso te deja con un miedo incontrolable a enamorarte de vuelta. Pero muy cierto es también, que uno no elije como, ni de cuando, ni de quién enamorarse. Y esto puede llegar en el momento menos esperado, pero quizas el más apropiado. Sostengo firmemente que las cosas no suceden por que sí. ¿Entonces no existen las casualidades y el lugar de ellas la ocupan las causalidades? Quizas...
Lo real es que en el momento que menos imaginamos empezamos a necesitar la compañia de alguien, pero no de cualquier persona, sino de una persona en especial. Una necesidad inexplicable de verlo, estar a su lado, hablar... Verle reir genera una satisfación extra, su alegría es tu alegría. Una oleada de sentimientos te invade al descubrir que su mirada esta fija en ti. Cualquier cosa que diga o haga estará bien para ti, y sientes celos de cualquier persona que se le acerque. Es la única persona que existe en tus pensamiento y empiezas a sentir cosas extrañas que lo único que te da por resultado es que te enamorastes. ¿Porqeu no disfrutar del momento y dejar que todo trancurra con libertad?

Se ha producido un error en este gadget.